viernes, 19 de enero de 2007

Tomate y brócoli contra el cáncer de próstata


La combinación de tomate y brócoli podría proteger contra el cáncer de próstata

Un estudio con ratas encontró que al comerse juntos, los alimentos llevaban a la reducción del tumor


El brócoli y el tomate, dos verduras que se sabe que combaten el cáncer, son más protectoras contra el cáncer de próstata si se consumen juntas como parte de la dieta diaria que si se comen solas, según sugiere un nuevo estudio con ratas.

Investigadores de la Universidad de Illinois le suministraron una dieta que contenía un 10 por ciento de polvo de brócoli y un 10 por ciento de polvo de tomate a un grupo de ratas a las que se les habían implantado células de cáncer de próstata. Otros grupos de ratas recibieron polvo de tomate o polvo de brócoli de manera independiente, una dosis complementaria de licopeno (el pigmento rojo de los tomates que se considera un agente anticancerígeno) o finasterida, el medicamento recetado para hombres con próstatas agrandadas. Otro grupo de ratas fue castrado.

Después de 22 semanas, los investigadores encontraron que la dieta de tomate y brócoli combinados era la más efectiva en cuanto a la reducción del tumor de próstata. De los demás tratamientos, la castración fue la única que se acerco al mismo nivel de efectividad.

"Cuando se consumen tomates y brócoli juntos, observamos un efecto multiplicador. Creemos que se debe a que diferentes compuestos bioactivos en cada alimento funcionan sobre distintas vías anticancerígenas", afirmó en una declaración el coautor del estudio, John Erdman, profesor de ciencias alimentarias y nutrición humana.

"Los hombres de mayor edad que tienen cáncer de próstata de crecimiento lento que han elegido una espera vigilante en vez de quimioterapia y radiación deberían considerar seriamente alterar sus dietas para incluir más tomates y brócoli", añadió la coautora del estudio y candidata doctoral Kirstie Canene-Adams.

"Para obtener estos efectos, los hombres deberían consumir todos los días 1.4 tazas de brócoli crudo y 2.5 tazas de tomate fresco, o bien 1 taza de salsa de tomate o 1/2 taza de pasta de tomate. Creo que comer una taza y media de brócoli por día, o poner brócoli en una pizza que tenga 1/2 taza de pasta de tomate es muy posible para un hombre".

El estudio aparece en la edición del 15 de enero del 2007 de la revista Cancer Research.